Imagen que contiene persona, hombre, pared, interior
Descripción generada automáticamente

 PIERLUIGI MAZZERO MARTIN

BIONEUROCOACH

 

info@pierluigimazzero.com

(+506) 8816 4207

 

 

 

Imagen que contiene cielo, exterior
Descripción generada automáticamente

Descubriendo mi universo interno

Durante muchos años de mi vida, me preocupe tanto por encontrar la paz, la felicidad y el sentido de la vida, cumpliendo las satisfacciones de los demás, esforzándome porque todo el exterior y los que vivían en él, fueran felices, aunque fuese sacrificando mis objetivos, lo que deseaba hacer y ser, de esta forma, poco a poco me di cuenta que mi valor era el mínimo, simplemente yo estaba para sobrevivir y en los momentos que la vida me coloco retos, nunca me pregunte para que los vivía, simplemente decía por qué y así, achaque la responsabilidad de mí, miserable vida, a los eventos del exterior.

Fue así como a mis 29 años, estaba convencido que mi vida sería miserable y como tal, no podría ni siquiera soñar lo que deseara, pero poco después, inicie una terapia en psicoanálisis, que aun la mantengo, que me enseño la entrada a un redescubrimiento interior, que me permitió caminar por una ruta más iluminada y fue así, que llegue a descubrir acerca del bioneurocoaching y el método RENACER.

Con el método RENACER, logre adentrarme en mi ser de una manera más directa, descubrí que las maravillas no están en el exterior, que la fuerza, no proviene de afuera, que el responsable de mi vida, no está fuera de mi ser, al contrario, el crecimiento real, está en aceptarme tal cual soy, en comprenderme cada día más y que todo lo que sucede a mi alrededor es una enseñanza para mí, para descubrir cada vez lo vasto e infinito que soy y que tengo la libertad de decidir cual realidad quiero para mí y que el único camino es, descubriendo mi universo interno.

Por todo el cambio que ha significado el método RENACER en mi vida, quiero servir como acompañante para que las personas, por sí mismas, también vivan este camino de redescubrimiento interno y se den cuenta, como yo, que tenemos la libertad de escoger.