Image

EMOCIONES BIOLÓGICAS

Cuando se da acompañamiento a una persona se debe tener muy claro que el BioNeuroCoach se estará enfrentando a las sensaciones, emociones, sentimientos y necesidades de las personas, que esto no es fácil y que si el BioNeuroCoach no ha trabajado a su vez con sus emociones, sentimientos y necesidades, el acompañamiento puede no resultar exitoso. Para las personas que no pertenecen al área de la psicología estas palabras (sensaciones, emociones y sentimientos) pueden parecerle que significan lo mismo, pero se debe ser cuidadoso en comprenderlas, identificarlas y ayudar a resolverlas de forma profesional.

SENSACIONES

La sensación es el referente corporal de la emoción, es decir, los diferentes tipos de reacciones que se describen en términos corporales. Es la vivencia fisiológica y del impacto directo de la experiencia en el cuerpo, que puede ser intensa o suave.

Las sensaciones básicas son placer y dolor, y de ellas se desprenden las demás; en ocasiones pueden ser ambiguas,  es decir,  pueden ser un poco dolorosas y un poco placenteras, o hasta pueden no poder distinguir su cualidad de ser agradable o desagradable. Por ejemplo: 

- Agradables o placenteras (dan información de lo que está bien para nuestro organismo): alivio, comodidad, energía, equilibrio, fuerza, placer, satisfacción, vigor. 

- Desagradables o displacenteras (dan información de la existencia en el ambiente de algo amenazante para nuestra supervivencia): agitación, agotamiento, ansiedad, aturdimiento, cansancio, debilidad, decaimiento, dolor, insatisfacción, nerviosismo, opresión, vacío, entre otras.

Image
EMOCIONES

Son el resultado de la evaluación de una situación por parte del organismo. Surgen ante un estímulo y están ahí por buenas razones biológica y por razones de supervivencia. Preceden a los sentimientos y dependen de las sensaciones y percepciones. Es la parte del proceso emocional que es visible, que es pública, en el sentido de que puede ser observada por otros, a través de conductas específicas de tipo no verbal: en la cara, la voz, los gestos, los movimientos, los cambios hormonales, etc. Suelen ser intensas pero de corta duración, son el resultado de la evaluación de la situación por parte del organismo y están al servicio de la supervivencia. Hay cinco emociones biológicas.

EMOCIONES BIOLÓGICAS.

Son las emociones con las que venimos equipados y que están a nuestra disposición para satisfacer las necesidades fundamentales de supervivencia.
Forman parte de la persona desde su nacimiento. Son las emociones propiamente dichas. Estamos hechos para responder con una emoción de manera preorganizada, cuando se perciben determinadas características de los estímulos del mundo en combinación con nuestra respuesta corporal. Cada una de esas emociones tiene un objetivo específico de supervivencia:

MIEDO
Es una reacción de la persona ante la percepción en el ambiente de una amenaza hacia la propia vida. Hace buscar la autoprotección que generalmente se expresa en forma de huida o ataque. Su objetivo es la protección.

ASCO
Implica en el individuo un rechazo o repulsión hacia otro o hacia algo que percibe le va a producir un intenso malestar. Promueve un cierre hacia el ambiente. Su objetivo es la desvinculación.

TRISTEZA
Tiene que ver con una sensación de pérdida o de desilusión que nos permite retirarnos hacia nosotros mismos. El objetivo: retiro hacia sí mismo.

IRA, RABIA o CÓLERA

Nos permite defendernos de la invasión del ambiente y poner límites. Nos capacita para seleccionar lo que nos hace bien y lo que no, teniendo la posibilidad de alejar aquello que percibimos que puede perjudicarnos. Si no se experimenta del modo correcto puede ser presa de los otros, en detrimento de su propia vida. Objetivo: Poner en alerta y defensa.

ALEGRÍA
Es fundamental para mantenernos vivos y energéticos, normalmente la experimentamos cuando estamos satisfaciendo, o hemos satisfecho alguna necesidad en el presente inmediato. Si no se vive plenamente trae como consecuencia una sensación de falta de vitalidad que puede impedir que salgamos de manera suficiente a satisfacer nuestras necesidades, en un movimiento de nosotros hacia el mundo. Su objetivo, vivificación.

En BioNeuroCoaching trabajamos profundamente con las
sensaciones, emociones, sentimientos, así como en las percepciones e interpretaciones, para lograr un bienestar pleno y sostenible del cliente.

Volver al índice
   

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -