Image

El ARTE DE PREGUNTAR


Las preguntas pueden ser como una palanca que usas para forzar o abrir la tapa pegada de una lata de pintura…Si tenemos una palanca corta, no podemos más que sólo romper la tapa de la lata. Pero si tenemos una palanca más larga, o una pregunta más dinámica, podemos abrir la lata ampliamente hasta remover todo su contenido…Si se aplica la pregunta correcta, y excava lo suficientemente profundo, entonces podemos remover o sacar todas las soluciones creativas.

Durante el acompañamiento será necesario el establecer una adecuada comunicación con la persona, que esté basada en la actitud comprensiva, la empatía, la escucha activa y el lenguaje corporal, como se ha revisado hasta el momento, y sumaremos a éstas la herramienta del arte de realizar preguntas, pues depende de la habilidad de cuestionar el que la persona se sienta comprendida, protegida, aceptada y abra así su corazón y su mente drenando las emociones, sentimientos y pensamientos.

¿POR QUÉ SE DICE QUE ES UN ARTE?

Pregunta Poderosa En general el concepto de arte puede reducirse a dos: utilidad y belleza. El arte útil, se limita a satisfacer necesidades materiales y puede extenderse a la mayoría de las profesiones humanas; el arte bello se concreta a realizar la belleza en sus varias manifestaciones, por lo cual se la denomina Bellas Artes. 

El arte también requiere de conocimientos verdaderos, que son adquiridos por la observación y el estudio (características de la ciencia), pero que son transformados y llevados a la acción de forma sensible, empleando signos exteriores para expresar las emociones, sentimientos, que en conjunto crean algo diferente a lo que le dio origen,  escogiendo o adaptándose para ello al material, objeto o persona, impregnándolo de belleza.  

En el campo del BioNeuroCoaching el realizar preguntas de forma sensible, empática y cálida, ayudará a satisfacer las necesidades materiales de la persona para reincorporarse a su vida diaria con mayor bienestar, pero será un arte, pues se adaptará a y transformará las emociones, sentimientos y pensamientos dolorosos, tristes, de enojo, en sentimientos de desarrollo que lo lleven a crecer  de forma espiritual y emocional.

Es de vital importancia que el BioNeuroCoach desarrolle esta habilidad de realizar preguntas, para que el paciente pueda abrirse y comunicar sus emociones y sentimientos con confianza plena. Algunas pautas para realizar las preguntas son:
Ser realizadas con tacto, sensibilidad, en el momento oportuno; ser asertivas, tener una finalidad, ser respetuosas, que guíen y den el espacio para que la persona entrevistada se sienta como en una conversación consigo mismo o con un amigo; que le den claridad y lo lleven a reflexionar y encontrar respuestas por sí mismo.

El BioNeuroCoach debe tener en mente cuál es el objeto de la pregunta a realizar, ya que si no correrá el riesgo de acumular información que no sirve para nada.
 
PREGUNTAS ABIERTAS

Se aconseja el suprimir las preguntas cerradas que sólo llevarán al paciente a dar una respuesta de sí o no, lo cual no permitirá hablar sobre lo que le acontece. En su lugar se deberán elaborar preguntas de tipo abiertas que facilitarán el poder explorar los sentimientos y emociones de la persona, animando a la persona a abrirse. 
Ejemplo de este tipo de preguntas: ¿cómo está afectando su vida este suceso?, 

PREGUNTAS DE VINCULACIÓN

Estas preguntas hacen lo que dicen: vincular y clarificar. Una pregunta abierta puede ser utilizada inicialmente y las respuestas dadas servirán de base para las preguntas de  vinculación  y clarificación. Ejemplo: ¿podría explicarme un poco más sobre esto? o ¿es éste el aspecto que usted está encontrando más difícil que los otros?

PREGUNTAS DE EXTENSIÓN

Igual que las preguntas de vinculación, las preguntas de extensión animan al consultante a investigar más profundamente en la situación con objeto de darle más sentido a un hecho en concreto. Son útiles en una conversación cuando las preguntas abiertas se han utilizado inicialmente.

PREGUNTAS DE CLARIFICACIÓN

Ejemplo: ¿está usted diciendo que espera salir del hospital mañana?

PREGUNTAS HIPOTÉTICAS.

Son útiles para permitir al BioNeuroCoach ver cómo la persona puede comportarse o reaccionar en situaciones futuras. Puede dar una idea de cómo podrían influir o afectar las creencias del consultante a la situación así como proporcionar alguna idea de las actitudes que se han formado en la mente del mismo. Ejemplo: ¿cómo le condicionará esta situación en el futuro? 

Pueden utilizarse también como medio para realizar la exploración de los sentimientos y emociones, afirmaciones que reflejen la vivencia del momento y den pauta a la persona para hablar. Ejemplo: “eso está siendo difícil para usted”, “percibo dolor cuando me comentas que…”,  “noto que estás enojado cuando…”

Para crear un entorno seguro, vemos entonces cómo para poder escuchar de forma activa y empática y leer el lenguaje corporal de la persona es necesario dominar también el arte de realizar preguntas, pues sin esta herramienta la información sobre el consultante sería mínima y el trabajo con las emociones, sentimientos y pensamientos de la persona necesitada de ayuda sería imposible de realizar, con lo cual el objetivo del acompañamiento no se obtendría.
 


Volver al índice
   

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -